Tienda Virtual
Menu

Alimentación en época de independencia

Compartir 

Alimentación en época de independencia

En la época de la independencia la alimentación hacia parte de la estrategia militar, pero tambien era tema de gran importancia para cada familia, pues no era sencillo abastecerse.

Mucho hemos escuchado y aprendido sobre como los españoles llegaron a nuestras tierras a imponer sus costumbres, y posteriormente de como la campaña libertadora pudo derrotar al ejercito realista en la batalla de Boyacá.

Pero sobre como se alimentaban los ejércitos de uno y otro bando, o como se alimentaba la población civil, no es muy común escucharlo.

Mercado en Bogotá. Geografia pintoresca de Colombia: viaje de Edouard André (1875-1876).

Evidencia

Existen documentos y cartas que dan cuenta de como era la alimentación, estos documentos eran listas de mercado, inventarios, cartas de los generales y cuentas. En ellos se describían los productos que se adquirían en el mercado, los que se proveían en ordenes de tipo religioso o los que se enviaban a las tropas; para el caso de las cartas, estas eran un poco más para dar parte de los insumos que se habían perdido o que escaseaban.

La importancia del campo

Campesinos de Cali, provincia de la Buenaventura. Manuel María Paz (1820-1902)

En general la alimentación era provista por el campo, y se adquiría en el mercado que generalmente se ubicaba en la plaza central de los pueblos. Allí se comercializaban frutas y legumbres, carnes de res y cerdo, gallinas vivas, granos, azúcar, sal, huevos, leche y queso entre otros. Lo que sugiere alimentación básica en la canasta de la época.

El queso Paipa por ejemplo, era transportado al mercado junto con el maíz, cacao y otros. Como los caminos que tenían que recorrer eran largos, el queso se empezó a madurar y a curar, lo cual era bueno para almacenarlo.

Incluso, existe una carta del general Santander –de 1819– dirigida a sus tropas en Bogotá, en la que les pide que cuando vayan hacia El Llano pasen por Paipa y le lleven queso.

En cuanto a las tropas el tema de abastecimiento era un poco mas complejo, por un lado, los víveres debían ser transportados al campo de batalla, independientemente si venían de la ciudad o de los puertos, pero aquí es donde la estrategia militar empezó a jugar su papel; pues las caravanas con víveres eran un blanco del enemigo que servía a dos propósitos; el primero era dejar sin alimento al ejército, y el segundo era tomar esas provisiones para suplir necesidades propias del ejercito que las tomaba.

Esta situación era común en uno y otro bando, pues las condiciones climáticas y de terreno hacían difícil transportar algo más que su armamento; esto hizo que los ejércitos se vieran desnutridos y hambrientos en muchas ocasiones.

Tan difícil era la alimentación, que dentro las tareas de la tropa, se debía asignar una especifica a la consecución de ganado y otras fuentes de alimento propias de la zona en la que estaban transitando, lo que hizo que la principal fuente de alimento fuese la carne asada, pues al conseguir el ganado, este era porcionado y conservado con sal por pocos días.

Las poblaciones y haciendas agrícolas cercanas a la zona de batalla eran las más apetecidas para abastecer a las tropas, por lo que sus dueños y habitantes abandonaron algunas de ellas antes que llegaran los ejércitos a apoderarse de sus alimentos y animales.

Sin embargo, el pueblo ayudaba al ejercito libertador aportando ropa, caballos, asistencia a heridos y alimentos necesarios para soportar las travesías por páramos, valles y montañas.

El abandono de los campos no solo afectaba a los ejércitos, tambien afectó a las poblaciones, pues se empezó a notar la escasez y por ende la subida en precios de los productos, por lo que los más pobres sufrían tambien de hambre, al no poder pagar por los alimentos.

En resumen, el hambre tambien reinó en esta época, la guerra se ganó, pero se sufrió por grandes periodos de tiempo aún después de lograr la independencia.

En otras oportunidades hemos mencionado como el queso tambien hizo parte de esta historia de independencia, pero al estudiar un poco mas a fondo la alimentación, nos damos cuenta de que no fue el alimento más importante de la época, sin embargo, la historia del campo como fuente importante y fundamental para el sostenimiento del país, es lo que queremos hacer notar. En la actualidad muchos de los alimentos que consumimos provienen del campo, y han sido cultivados por manos de campesinos que se enorgullecen de su labor.

Por eso damos gracias a tantos artesanos que con su trabajo aportan cada día a la alimentación de este país.

Entrée du Marché de Honda. François Désiré Roulin, Honda, 1823. Colección de Arte Banco de la Republica. Colombia.

2 comentarios en «Alimentación en época de independencia»

  1. La alimentación de la época de la independencia fue sufrida por facta de de alimentos por barrio se empezó la escasez por ende se subieron la producto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.