Tienda Virtual
Menu

La unión entre el vino y el queso.

Compartir 

La unión entre el vino y el queso, un matrimonio lleno de sabor, aroma y placer.


Y se habla de matrimonio ya que la palabra maridaje según definiciones del siglo XIV, es que proviene de la unión o enlace íntimo, dicha definición hacía referencia a la boda o matrimonio de una pareja.

El maridaje es el arte de combinar alimentos con vinos determinados y así conseguir sensaciones únicas.

 

Historia

Y es que parece que esta historia de amor, realmente esta llena de historia, pues no están juntos recientemente, su unión es tan antigua como su creación.

Ya conocemos que el queso es un alimento con mucha antigüedad, característica que comparte con el vino; ambos han estado presentes en la historia de la humanidad prácticamente desde sus inicios.

 

RETRATO DE QUESOS HOLANDESES EN EL SIGLO XVII. Floris Claesz. van Dijck, Bodegón con quesos, 1615. Óleo sobre tabla. Rijksmuseum, Amsterdam.

En algunas culturas el queso era comparado con un manjar de dioses, y el vino con un elixir de vida. El vino era ofrecido en ceremonias específicas, para recibir visitas importantes y para refrescar la garganta en tertulias y reuniones sociales.

Por su parte el queso, tambien era ofrecido en grandes banquetes y reuniones, y era muy apreciado por su facilidad de transporte y consumo.

Al unirse presentan al paladar una variedad de sensaciones ya que son un complemento perfecto, una combinación entre el aroma intenso del vino y la textura del queso, ambos con ricos y particulares sabores.

Consejos para lograr un buen maridaje

Hay tantas variedades de quesos como de vinos, por lo tanto, hay una amplia gama de combinaciones entre ellos y aquí te presentamos algunos consejos para lograr un buen maridaje.

Lo primero es identificar el tipo de queso que queremos maridar, ya que, según su contenido graso, su textura y aroma le corresponde un tipo de vino con afinidad.

 -Grasa: Clasificar de mayor a menor porcentaje de grasa

 -Textura:  Clasificar de blandos a duros. (Aclarando que los quesos frescos son blandos y los madurados y semi madurados son duros)

 -Aroma: Cada queso tiene aromas diferentes dependiendo su proceso de elaboración.

De la misma forma para los vinos se debe identificar la acidez y el aroma.

  -Acidez: Los vinos más secos tienen menos acidez.

 -Aroma: Los vinos con mayor acidez tambien son más aromáticos.

Teniendo en cuenta lo anterior lo correcto es:

  Quesos más grasos y duros + vinos con mayor acidez.

  Quesos con aromas fuertes con vinos igualmente aromáticos.

Para finalizar

Cuando los quesos se elaboran con leches pasteurizadas no tienen tanto aroma como si lo tienen los elaborados con leche cruda.

No es aconsejable maridar quesos con vinos tintos, ya que contienen menor acidez y su componente tánico satura las papilas gustativas y no permite percibir otros sabores de manera óptima. Sin embargo, no está mal si se quiere usar el vino tinto, lo importante es sentir sus aromas y texturas en armonía.

Aclaremos que, tratándose de sabores, no existen reglas estrictas, lo mejor es probar varias combinaciones y explorar nuestros propios gustos, al final se trata de tener una experiencia placentera en el paladar y generar sensaciones diferentes tratando de mantener el equilibrio entre aromas y sabores.

Recuerda qué puedes descargar nuestro recetario de tablas de quesos y aplicar estos consejos de maridaje para complementar tu receta.

2 comentarios en «La unión entre el vino y el queso.»

    1. Hola Luna, agradecemos y valoramos tu comentario. Nosotros no hacemos cursos, pero si requieres algún tipo de información puntual, siempre estamos atentos a compartir nuestros saberes, tradiciones y experiencia. ¡Un Gran saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.